Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

jueves, 29 de diciembre de 2011

2º Capítulo "Los muertos tienen pasado"[Diario de los Muertos]

He conseguido calmarme un poco, escribir me relaja. Llevo aquí ya encerrado dos días, he visto que hay algunos que, como yo, no parecen ser simples cadaveres andantes, pero sus miradas son frias, descorazonadoras y desesperantes, de momento voy por mi cuenta.
Recuerdo cuando llegué a ésta base o campamento militar, donde nos tienen encerrados a mí y a una gran cantidad de "nomuertos".
Yo llegué en uno de los últimos transportes. Me encontraron unos militares deambulando por la calle, me apuntaron con sus armas y me esposaron y amordazaron. Luego  me metieron en un camión de transporte junto con más como yo.
Remontándome más...  Recuerdo cuando "desperté" o así llamo yo a cuando recuperé la consciencia, pues antes de eso no recuerdo nada de lo que hice. El pasado esta algo borroso, recuerdo quien soy y recuerdos muy alejados en el tiempo, pero no recuerdo ni cuando me convertí ni lo que he hecho desde entonces.
En mi caso el despertar no fue de golpe, fue poco a poco. Recuerdo estar caminando sin rumbo como esperando a que el destino me lo pusiera si seguía andando, entonces, como si un rayo de luz me pasase por la cabeza, se me ocurrió preguntarme “¿Por qué sigo caminando, a donde voy?”, aunque seguí andando sin rumbo durante un tiempo más, no se cuánto... pero finalmente me paré, me llevé la mano a la cabeza y me pregunté donde coño estaba.
Entonces fue cuando vi a mi alrededor toda mi ciudad hecha pedazos, edificios en llamas, cristales rotos, coches quemados... me asusté mucho, pensé que estaba solo... luego miré mejor y había cientos de zombis. Recordé parte de lo que había pasado: el ataque de aquellos seres, la ciudad en pánico, cuarentena... Pero aun no sabía que yo ahora era uno de ellos.
Recordé como de repente habían surgido, poblaron la ciudad y finalmente uno de ellos me habría atacado.
Al recordar eso me asusté más, salí corriendo,  me notaba atontado, como anestesiado. Me tropecé y caí. Cuando me levanté miré hacia mi izquierda. Una figura con los brazos alargados estaba a mi lado, como abalanzada, pegué un grito. Resulto ser el maniquí de un escaparate roto, que estaba volcado. Me levanté mientras me llamaba tonto a mí mismo por asustarme de eso e intentaba tranquilizarme. No lo conseguí, porque al andar unos pasos vi  un escaparate en condiciones decentes para reflejarme, tardé unos segundos en darme cuenta que ese era ahora mi rostro... 
Sí... cuando me atacaron no conseguí huir...en su momento me habían convertido en uno de ellos... pero ahora había recuperado mi pasado, mis recuerdos... aunque por suerte los últimos y los de mi muerte solo vagamente, no sé si podría haberlos afrontado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario