Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

viernes, 30 de diciembre de 2011

3º Capítulo "Los muertos también se revelan"[Diario de los Muertos]

Hoy me he acercado a un guardia para preguntarle a cerca de mi padre, era o es militar. Ya que nuestros guardias son el ejército, o más que guardias son nuestros captores. No velan por nosotros sino para que no salgamos... Me he acercado a él, estaba de espaldas, le he preguntado si podría ayudarme, él se ha girado bruscamente y, aunque estaba al otro lado de la valla, me ha apuntado con su fusil y me ha ordenado que me alejase de él, sin vacilar. He intentado insistirle pero no ha servido. Solo quería saber si conocía a mi padre o si tenía forma de saber si estaba vivo o muerto.  No me lo explico,  estaba detrás de la valla, él va totalmente protegido y lleva un rifle, soy yo el que tendría que estar asustado de él. 


He continuado paseando por el recinto y ha sido entonces cunado un  hombre bastante mayor y poco deteriorado en comparación conmigo se ha unido a mi paseo y me ha empezado a hablar. Se llama Amador y parecía interesado por  lo que le había dicho al soldado para que reaccionase así.

Conforme ha ido avanzando la conversación me ha interesado más su compañía por lo que me contó.
Poco antes de que yo llegase aquí hubo una gran revuelta. Los encerrados aquí se echaron sobre los soldados, tenian miedo, exigían a estos que se les dejase salir y se les diese información de lo que pasaba. Los soldados no nos hablan nunca, más que para darnos ordenes, exactamente como  cuando estábamos en cuarentena en la ciudad, por lo poco que recuerdo de ello.
La revuelta se calmo pronto cuando  abrieron fuego,  "disparos de aviso" los definió... aunque les dieron a más de uno de los nuestros, por suerte ninguno  "murió".
La causa de que la revuelta fue sencillamente que por lo que parece, estamos muertos y vivos a la vez... pero eso no nos hace inmortales del todo, de hecho sin previo aviso uno de los nuestros murió, cosa que causo gran expectacion a todos los encerrados y fue la chispa que desató una ola de panico. Todo porque la gente vio que la muerte aun les acechaba . Esto de seguir con vida empieza cada vez más a alejarse de un milagro...


No hay comentarios:

Publicar un comentario