Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

sábado, 31 de diciembre de 2011

4º Capítulo "Los muertos tienen esperanzas" [Diario de los Muertos]


Hoy me he vuelto a sentar a hablar con  Amador.
Me contó que cuando vio como aquel tipo se desplomaba en el suelo y caía muerto pensó que cualquiera podía ser el siguiente y fue cuando se acerco a la valla e intento hablar con los militares  a su protesta se unió más gente, temerosa de seguir encerrada y  exigiendo la libertad. A él eso le parece un tema ahora mismo secundario. Según dijo seamos lo que seamos ahora merecemos un trato más humano. Sen embargo la revuelta no llego a nada, pues al ver la decisión con la que los soldados habían disparado todos retrocedieron... Según Amador nuestro miedo a morir pasó a los soldados en forma de temor hacia nosotros y ellos nos lo devolvieron en forma de agresividad, haciendo cada vez la bola mas grande e insostenible la situación.

He paseado por los alrededores de donde estamos encerrados, un lugar desértico prácticamente, por suerte estamos en una época en la que no pica el sol.
Amador me ha estado hablando de que esto es solo pasajero, mientras veíamos toda la miseria y pesimismo de nuestros semejantes. Sentados en medio del desierto, tirados en el suelo.  Parece un campo de refugiados de guerra de las películas (nunca vi uno de verdad obviamente). Él dice que ya no somos peligrosos, en cuanto lo vean nos dejarán libres. Apuesta a que al principio será duro pero al final conviviremos todos juntos en armonía, pues somos sus iguales. Lo único que nos diferencia es que ya hemos muerto una vez, no se van a ensañar con un colectivo que ha sufrido eso, independientemente de lo que hayamos hecho en esa etapa en la que según él no éramos nosotros
Personalmente lo veo "posible" según lo cuenta, pero cuando miro a mí alrededor y veo como nos tratan... me parecen dos realidades muy diferentes... además de dudar bastante que perdonen todos nuestros atroces y pasados actos, o que sencillamente piensen que no podemos contaminarlos o convertirlos en uno de nosotros, demasiadas lagunas... pero no me queda otra opción que aferrarme a su utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario