Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

sábado, 10 de diciembre de 2011

Pena de Muerte

[¿Que es lo que puede pasar si le dices a un hombre el dia que morira? ¿Como podemos ver o saber que alguien va andando tranquilamente a su muerte, se sienta/se tumba y espera a que esta le llegue y no extrañarnos, no decir: ¿ya esta, eso fue todo??  ]



Pena de Muerte


Una fría tarde, ya anocheciendo, miro al cielo y vuelvo a mirar al cura mientras dice sus oraciones en nombre del difunto al que hoy enterramos. No puedo dejar de pensar en su inocencia, en que habría pasado si la pena de muerte no hubiese existido, tal vez todo hubiese sido diferente, tal vez él era inocente y alguien lo incrimino... ¿y si hubiésemos condenado a un inocente? De cualquier modo no puedo pensar así, se supone que el sistema está hecho para que funcione, si nos paramos a pensar en si no funciona... no haríamos nada... seria un caos...



Varios días antes...


Un preso sentado en una silla, esposado de pies y manos, con su mono naranja, esta mirando al suelo, parece esperar algo o alguien. Un señor trajeado entra y se sienta con el, parece preocupado.
-Tom, lo he intentado-comienza el hombre trajeado, el hombre esposado no le mira- pero no hay nada que hacer, se ha decretado que sea así.
-Entonces ¿ya está?-dice el hombre esposado
-Si Tom... lo siento mucho, de verdad lo he intentado, pero es que de lo que se te acusa es algo muy grave...
-Yo no he hecho nada...
-Eso no es lo que han dicho las pruebas...-dijo mirándolo serio
-¿Ahora también voy a tener que aguantar a mi propio abogado en mi contra?- dice Tom, el hombre esposado, levantándose- lo que aquí dicen las pruebas es que no has valido una mierda para defenderme.
-¿Defenderte? Yo hoy no he ido ahí a defenderte, eres indefendible Tom, tu comportamiento bruto, tu ira y todas las pruebas... no Tom... yo hoy he ido ahí a pedir clemencia por ti, a que te caiga la menor pena posible, a intentar conseguirte la perpetua...
-¿Que vas a conseguir si confiás en mi?
-Como abogado confié en ti al principio Tom, y aunque no lo hubiese hecho te defendí... pero a estas alturas confiar en tu inocencia no es ya cosa de ser abogado, es un acto de fe prácticamente religioso.
-¿Entonces que coño has hecho eh?- Tom se giro hacia el hombre trajeado y lo miro a los ojos, había una notable diferencia de altura como una o dos cabezas.
-Lo que he podido- contesto este tranquilo- pero no lo han aceptado... te han condenado a pena de muerte.
-¡Joder!- dijo Tom pegandole una patada a la silla.
-Tom... -dijo el hombre trajeado acercándose a Tom.
-¡Largate!- Tom lo aparto de un codazo- ya hemos acabado... gracias por nada...
El abogado se queda parado mientras Tom llama a uno de los guardas y se lo llevan para su celda.
-¡Hice lo que puede ¿vale?!- le grita el abogado- ¡Lo que pude!
-Pues no valió una mierda- dice Tom por lo bajo y para si.

Días después.

Tom se encuentra dando una vuelta por el patio, lo tienen aislado prácticamente, a los guardas no les gusta ver que nadie se acerque a hablar con él, no se fían. Tienen veinte ojos puestos en el.
Un preso se acerca a la zona de Tom en busca de un balón que casualmente fue a parar allí, una vez allí se agacha para atarse la zapatilla.
-No te preocupes, todo saldrá bien- dice el preso.
Tom se queda mirándolo, es un preso negro, con un gorro de lana, delgado, no lo conocía de nada.
-¿Que quieres decir?
-Que todo te va a ir bien, a ti no te mataran con una inyección.
-¿Que cojones quieres decir con que va a ir bien? ¿Vas a sacarme de aquí?
-No
-Entonces largate y dejame en paz, ¿que coño vas a saber tu de como va a salir todo?- Tom empieza a alterarse.
-Porque si, porque lo se, no puedes decirle a una persona que va a morir dentro de unos días y esperar tan campante que lo asuma.
-¿Que quieres decir, que me fugue? Tienen veinte ojos puestos en mi... estoy condenado, solo dejame disfrutar del poco tiempo que tengo sin pensar en ello
-Oh no podras no pensar en ello, segundo si, segundo no, y dará igual que tengan veinte como treinta ojos encima tuya- el negro se pone de pie y lo mira a los ojos- no puedes esperar enseñarle al perro la escopeta y que el se meta el cañón en al boca, hazme caso, si quieren matarte, lo que han hecho es un gran error... a la hora de la verdad- el negro paso por su lado, cogió el balón y le susurro- sacaras fuerzas de donde sea.
-¡Eh! Los de ahi- grito un oficial a lo lejos- negro alejate de Dosmetros
-¡Tranqui jefe solo he venido a por el balón!
-Si pues alejate si ya lo tienes- le replico el oficial.

Varios días después

No he podido parar de pensar en eso que me dijo aquel tipo
“Sacaras fuerzas de donde sea”
“No puedes esperar enseñarle al perro la escopeta y que el mismo se la ponga en la boca”
“Dará igual que te miren veinte como treinta ojos”
.
.
.
Yo solo me siento mas apagado... todo ha llegado a su final, no quiero pensar en ello más, ya todo ha acabado, lo he asumido... y no quiero que la esperanza reaparezca para que luego se vuelva a ir.
Cuando pasa eso... es como estar en el fondo de un pozo y ver una pequeña roca saliente, agarrarse a ella para trepar y luego... que se desmorone y caer de nuevo al pozo, pero rompiendo su suelo y cayendo aun más abajo... y joder que si duele... ¡No! Quiero quedarme en este nivel
-Vamos Tom- me dice un oficial, ni siquiera me di cuenta de que llego, iba con un compañero, supongo que me llevaban a mi destino.
Tengo miedo... no se que hay mas allá, reflexiono sobre todo lo que he sido, siempre he sido alguien muy bruto, muy bestia, he vivido sin saber muy bien que vivía, vivía por vivir... pero ahora desearía tener mas tiempo, hacer lo que nunca hice y todas esas cosas o ver de nuevo a mi mujer.
Recuerdo conversaciones con mi padre, el me inspiro mucho, tal vez porque siento que era el único que me entendía, era también un hombre rudo y bruto, pero de alguna forma el cabrón se las ingenio para hacerse de respetar, y no solo por mi, con su inteligencia, había reunido unos saberes, unos conocimientos y tenia unas opiniones muy firmes, era una torre de piedra... inquebrantable. Recuerdo cuando tenia doce años me dijo:
“Recuerda hijo, por mas que esto te parezca egocéntrico, pro mas que tu madre, la tele, la radio, la prensa, la gente y todo el mundo se empeñe en decirte que no, que esto que te voy a decir esta mal, que esto que lo otro... eso es solo su opinión de cara al publico, no en lo privado... porque la gente teme como es en realidad... y esto que te voy a decir.. lo admito, esta mal... pero es así y es así en todos, y si quieres ser tu la diferencia, como muchos estúpidos antes que tu han podido pensarlo y haberlo sido, mal, muy, muy mal... la verdad, lo que te quiero decir es esto, y grabatelo bien en tu cabeza de guijarro, siempre, siempre, siempre que alguien se encuentre en una situación decisiva, en una situación de vida o muerte en una situación en la que es el fin... lo único importante es su supervivencia, da igual lo que tenga que hacer, da igual a quien tenga que usar, da igual todo, y el que no lo hace y no sobrevive, es un imbécil...
Muchos te dirán “Ay no pero no puedes ser así” “no puedes hacer eso, es de animales” esos son los imbéciles a los que les han lavado el cerebro... ¿sabes porque el ser humano es capaz de no hacer cualquier cosa para sobrevivir? Porque es el animal mas estúpido sobre la faz de la Tierra a nivel individual, piensa en la sociedad, pero olvidándose de el muchas veces... y en ese tipo de situación es donde mas se de muestra... un animal si tiene que matar a su mejor amigo para sobrevivir... lo hace, puede vivir en comunidad, pero cuando es tiempo de vivir en comunidad y puede ayudar al prójimo, pero cuando es tiempo de ayudar al prójimo... en los momentos de sobrevivir... hay que sobrevivir, y que lo hagas no te hace menos humano o menos civilizado... sencillamente te hace inteligente.”

-¡Vamos coño!- me grita uno de los oficiales cogiéndome del brazo.
.
.
.
“Y sabes por qué podemos ser tan estúpidos... por al fe y las creencias... somos así de estúpidos que en un momento de vida o muerte en el que debemos de hacer algo drástico para vivir, elegimos morir “porque lo que hay que hacer es malo” ¿y que? ¿acaso esta bien morir? ¡No! Pero lo hacemos porque pensamos que ¡Da igual si muero, seguro que viene algo mejor! Y somos así de imbéciles, de estúpidos y de retrasados... un animal o cualquier otro ser, no haría eso, ¿sabes por que? Por que ellos no serán listos, pero si inteligentes y ten muy claro esto hijo... una vez que mueras, no hay nada, ¡nada! Allá afuera, podrás tener una mejor o peor vida... pero tendrás tiempo de vida, si mueres, no quedara nada.”
.
.
.
-¡Cariño!- una persona se me acerca de repente, es mi mujer, corre hacia mi.
-¿Como coño a entrado aquí?-dice un oficial, apenas hemos salido unos metros de la celda.
-Cariño- me abraza, noto que esta llorando, la miro.
-Llevatelá afuera joder Bill, no se como coño ha entrado- dice uno de los guardias a otro.
El guadia la coge del brazo e intentan separarla de mi pero no puede. Ella le aparta rozándole sin querer la funda del arma que se la abre.
-Joder Bill, es que no puedes ni con una mujer.
Leva la funda del arma abierta, joder y no se da cuenta...

“Dara igual que te miren veinte como treinta ojos”
“Sacaras fuerzas de donde sea”
“En los momentos de sobrevivir... hay que sobrevivir”
“No te hace menos humano o menos civilizado”
“Una vez que mueras, no hay nada”
“¡NADA!”
.
.
.
Levanto los brazos con las esposas y los pongo en un abrir y cerrar de ojos por delante del cuello de mi mujer, tras separarla un poco de mi habiéndole dado un rodillazo en el estomago para que se volteara, dejo la cadena a la altura de su cuello. Todo esto no sin antes en un rápido amago haberle quitado la pistola al guardia que la tenia desenfundada a mi lado. En un segundo estoy apuntando con una pistola al otro guardia, ahogando débilmente a mi mujer, a la que tengo de rehén mientras sus lagrimas siguen resbalando por su cara mientras la uso de escudo.
-¿Que coño...- el guardia intenta sacar su arma Rápidamente, pero soy mas rápido y le disparo, ahora esta en el suelo.
El guardia al que le quite el arma a tardado en reaccionar, pero se ha abalanzado sobre mi para arrebatármela, le gano en peso y fuerza, lo aparto de una patada, débil pues las argollas no me dejan levantar mucho las piernas.
-¿Que haces?- pregunta mi mujer difícilmente.
-Sobrevivir, quitale las llaves a ese guardia- le ordeno, no termino de soltarla, la acompaño hasta él.
Una vez me he soltado de mi ataduras la cojo con un brazo y le apunto con el arma, no tardaran en vnir ams guardias.
-¿Por que haces esto?
-Por que no puedes esperar enjaular a alguien, decirle el día exacto de su muerte y esperar que lo asuma, darle un mes o dos para que asuma que morirá y se siente en una silla a esperar, y que luego encima pretendas que el vaya solito andando a su muerte, no... la verdad es que una persona no se destroza diciéndole el día en que “planean matarle”, al revés... le haces mas fuerte.
-Pero que vas a hacer, no vas a poder escapar.
-Tampoco si no lucho... si lucho tendré mas oportunidad, al igual que yo puedo morir, ellos también, la diferencia es que yo soy mas fuerte, no me queda mas que muerte, ellos saben que me llevare a alguien por delante... y ninguno querrá ser ese alguien. Ellos temen, yo ya no...

Varios días después...

… pero lo que de verdad tendríamos que pensar no es si el sistema funciona o no, si se ejecutan inocentes o no, lo que hemos vivido no tiene nada que ver son la inocencia o culpabilidad del acusado, si no si sirve de algo esa pena de muerte... si al final tuvo su merecido, murió, por muchas ganas de sobrevivir que tuviese no escapo de su destino... pero se llevo a tres guardias y a su mujer por delante, ¿de verdad sirvió? ¿O la usamos mas como una venganza? ¿de verdad tan dura es la muerte, o seria mejor haberlo dejado en una celda pudriéndose el resto de su vida carcomiéndose, si no por lo que ha hecho, por el simple hecho de estar encerrado de por vida? Para el que quiera venganza, ¿no es esa mejor? Para el que quiera Solución ¿No es esa mejor? Mi conclusión es... que la pena de muerte no nos ha valido de nada, de nada mas que para destrozar cuatro familias hoy, pues no se le puede pedir a un perro que se ponga la escopeta en la boca, y si bien es verdad que esto jamas había pasado antes, ¿cuantas veces hace falta que pase? ¿Y que poco humanos debemos ser para, negarle a alguien la vida?
El agente se baja del escenario, se puede leer una gran pancarta encima de el:
“Manifestación Homenaje en contra de la pena de muerte en honor a los 3 guardias y la mujer muertos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario