Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

miércoles, 11 de enero de 2012

11º Capítulo "Los muertos a veces dan miedo" [Diario de los Muertos]

La mujer  bajó  los dos escalones  hechos con piedras, de los barracones, los cuales en realidad ahora que no eran mas que remolques de chapa de camiones, pasando por mi lado, imponía bastante el contraste ceniza-oscuro que daba su piel con su ropa.
-Hablemos esto dentro mejor- nos dijo refiriéndose al barracón. Se me quedó mirando, tengo la sensación de que se preguntaba qué hacia yo allí.

 
El remolque . Hacia el mismo frio que afuera y estaba lleno de harapos.
Curiosamente lo que había dentro era solo niños, los mismos niños que habíamos notado faltar en todo el refugio.
Agata nos contó que en los barracones que tenían ella y su grupo refugiaban a los niños escondiéndolos de la vista de los militares. Lo hacían desde que se dieron cuenta de que a la noche algunos soldados entran aquí con la excusa de recoger restos de suministros y vieron como se llevaban niños… nunca volvieron.
<<Una vez uno de nosotros intenton impedirlo y por poco le cuesta la vida a un soldado, desde entonces lo hacen por la noche a oscuras, pensando que así no nos damos cuenta, pero se equivocan, desde entonces los escondemos, no parecen atreverse a entrar tan profendo del cerco, hasta los barracones>>… aun no tengo claro cuan inteligentes piensan que somos.

Una figura se levanto en el fondo, estaba leyendo un libro destrozado a la luz de una pequeña linterna, llevaba un jersey bastante roído.  Se nos acercó rápido y enfurecido, impulsivo e imponente. Tenía el rostro completamente quemado.
-¿Quienes so?-dijo con una voz muy grave. Retrocedí unos pasos, se me quedó mirando con una cara llena de ira.
El hombre en cuestión le llamaba Fénix. Agata trató de calmarlo diciendo que íbamos a ayudarlos . Amador la interrumpió diciendo que aun no estaba claro eso.
Aquel hombre se puso más serio aun.
-Seguis pensando en ese plan de huida...- continuó Fenix- no funcionará así...- y continuó leyendo
Agata le explico quien era Amador, en pocas palabras: el de la revuelta. Fénix seguía sin aceptarnos diciendo cosas como:
-Así nunca funcionará, traed más inútiles y todo se iraal traste.
Por el impacto que sentí no recuerdo muy bien la conversación pero lo que estaba claro es que a ese hombre no le habíamos caído muy bien, de hecho parecía no caerle bien nadie y su aspecto… sencillamente daba miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario