Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

lunes, 30 de enero de 2012

17º Capítulo "Los muertos del ayer" [Diario de los Muertos]

En los dos días siguientes Amador y yo nos dedicamos, a la vez que dábamos mantas y curábamos heridas, a comunicar el plan de Goliat y los demás entre la gente. Algunos muy efusivos aceptaron sin pensárselo, otros se lo pensaron pero Amador lograba convencerlos. Todos queríamos salir de aquí. Había algunos que tenían miedo, éstos costaba más, pero Amador tenia labia, carisma y creo que lo más importante, simpatía… Era algo que se repetía, si conseguía hacerlos sonreír acababan aceptando. Después de todo, incluso nosotros, solo buscamos la felicidad.


En cuánto a Goliat y los suyos seguían preparándose, vigilando al ejército.
Al segundo día, prácticamente todos nosotros sabíamos lo de la fuga, pero aun había más. La gente pasó de estar desperdigada a juntarse, Amador les había dado algo mucho más importante que la fuga en sí. Les habia dado esperanza. Ya no había gente desperdigada entre los No-despertados, sino grupos de gente unida, pensando en la huida, discutiendo sobre ella. Los que estaban en contra pero lo harían por no quedarles otra, los que la defendían sin tapujos… aquello parecía mas vivo… podría decirse que Amador les dio el don de “hablar” pues aunque lo tenían antes, pocos se hablaban entre sí, bien por la desconfianza en otras personas a las que podríamos haber dañado o viceversa, bien porque se espantaban mutuamente, bien por la situación de presos en la que se sentían, bien porque aun no se aceptaban y estaban reflexionando… muchas cosas supongo. Pero la verdad es que la gente, nosotros, no nos juntábamos, había como ya dije un par de grupos (quitando el de Goliat y demás) pero eran de 4, o 5 personas como mucho y no parecían muy joviales entre sí.
Sin embargo toda esta esperanza estuvo apunto de mermarse cuando, de uno de esos grupos, un joven de unos veinte años, con media cara calcinada, pelo andrajoso y ropas agujereadas (casi eran trapos) llegó hasta Amador, dislocado.
-¡No! No, otra vez no… -decía.
Todos nos miraban así que Amador se lo llevó hacia uno de los remolques para hablar con él a solas, yo le seguí.
-¡No! No funcionará- decía, Amador le pidió que se calmara y le intentó explicar el plan pero no le dejó- ¡No! No lo entiendes, te engaña, esa mujer nos condenara a todos y el tipo de la gabardina y el de la coleta… Ya lo hicieron antes. Antes éramos más…- no paraba de repetir eso todo el rato.
Amador no podía creerlo.
Por lo que el tipo contó, muy desquiciado y tembloroso, ya habían intentado escapar a las tres semanas más o menos  de estar allí. La revuelta la habían encabezado Agata, Goliat y Seller. Todo eso nos lo habían contado ellos, pero lo que se habían escondido era que, al fracasar,  el ejército había decidido abrir fuego y entrar al recinto a poner orden. Desde entonces se llevaban gente para examinarla y posteriormente pasaron a llevarse solo niños.
-…No debéis apoyarlos… antes éramos cientos, como ahora… de todos ellos solo quedamos ellos tres y yo… fue una masacre y ¡la van a repetir!- el tipo se encogió de cuclillas en una esquina y se puso a gritar con las manos sobre la cabeza y los codos juntos.
Amador frunció el ceño y se dirigió al barrancón rápidamente.
Ahí esta la respuesta de como demonios según ellos pudieron caber todos en los barracones… todos… ese “todos” eran solo ellos cuatro,(Seller, Goliat, Agata y aquel tipo) el resto sobra decir lo obvio… los mataron

No hay comentarios:

Publicar un comentario