Bienvenidos

Blog de narrativa. Proyectos: DIARIO DE UN NOMUERTO, TEORIAS DE LA CONSPIRACION, RELATOS SUELTOS
Leed y comentad lo que os parece

martes, 31 de enero de 2012

18º Capítulo "Los muertos están preparados" [Diario de los Muertos]

-¡Me habéis engañado!- clamó Amador al entrar en el barracón.
Agata y los demás adentro hacían como que no entendían a lo que se refería. Amador les explicó lo que le había contado aquel tipo y les pidió que le contaran la verdad.


Goliat se adelantó, intento tranquilizarlo, pero Amador había estallado. Intentaron explicárselo argumentando que aquel plan de antaño sucedió como consecuencia de una revuelta  que se descontrolo, y en base a eso estallo el caos. Todos intentaron escaparse, saltar la alambrada, atacar a los guardias. Algunos incluso electrocutándose consiguieron agarrar a militares y apegarlos al cerco para matarlos también...  Fue un caos. Mala organización debido al surgimiento inesperado, gente sin preparación ni idea de lo que hacer… “un sálvese quien pueda”.
… Ahora será diferente decía, está todo planeado y tenian las armas apunto. La gente está avisada… No dejes que ese tipo te asuste ahora Amador. Este plan es diferente. Esta vez si sabemos lo que hay que hacer - toda frase con propósito de calmar a Amador era inutil. Se descubrio todo, sabian que la gente no les habria apoyado si hubiesen intentado hacerla antes si aquel tipo hablaba, pero tenian la esperanza de que gracias a Amador la gente confiara en el plan... aun me pregunto hasta cuando hubieran aguantado si Amador no hubiese aparecido... seguramente habrian hobligado a la gente a actuar por la fuerza...
-¡Lo que hay que hacer!- exclamó  Amador- y ¿que me dices de dejar a la suerte de un niño la desactivación de la corriente?… - desde luego era  un riesgo demasiado grande si el precio es que pueden volver a aniquilarnos a todos, o incluso solo al niño… Amador se pausó un poco, un acto reflejo de lo que antaño era una respiración profunda en mitad de una conversación- Lo he pensado mejor… -echó un vistazo a todos mientras se giraba, supongo que con idea de irse- Lo siento pero no formo parte de esto, es una locura.
-Los únicos locos son los soldados de ahí afuera- dijo levantándose Fénix, recuerdo esas palabras porque un miedo recorrió mi cuerpo y seguramente son el motivo de que ahora este escribiendo esto con Amador inconsciente a mi lado…-“si no nos largamos acabaran matándonos tarde o temprano.”
-Y si algo sale mal nos matarán ahora – le decía Amador, aunque  la conversación había terminado ya… lo que se avecinaba no eran palabras
Me parecio curioso, unos muertos hablando de la muerte y temiéndola.
Fénix concluyó con que de cualquier manera ya era tarde, todos están ya avisados y saben lo que hacer- Fénix estaba con una sonrisa, de pie a las espaldas de Amador. Este se giró para referirse a él. Sencillamente le dijo:
-Sí- Amador miró a Fénix a los ojos, sus miradas sé mantenían en un combate interno, parecía que fuesen a destellar hasta que Amador se giró hacia la puerta- por eso voy a quitarles esa idea de la cabeza ahora mismo- se dirigió a la puerta del barracón, pero Fénix  le cogió del brazo diciéndole que no iría a ninguna parte, le echó hacia atrás, haciendo que callera sentado y cerro la puerta dando un portazo.
Amador miró a su alrededor y exigió que le dejaran salir, nadie se movió. Miraban al suelo, no eran capaces de tirar los planes por la bordad y menos de llevarle la contraria a Fénix en esa situación. Puede que este siempre se mantuviese al margen, sentado, leyendo, pero cuando su horrenda y quemada figura se ponía en pie y exigía algo… le temían.
Fénix me miró a mí también, haciéndome una señal para que me sentase junto a Amador. Este no lo aguantó, se puso en pie y le plantó cara. Se dirigió hacia Fénix a pesar de que este le ordeno que se volviera… Llegó a tocar el pomo de la puerta
Fenix se artó y se impuso.Le dio un puñetazo muy veloz, ni lo vimos. Amador estuvo tirado en el suelo en un segundo. Fénix se le subió encima. Le agarró de la mandíbula, metiéndole la mano en la boca, casi como si se la fuese a desencajar tirando hacia abajo, con la mano casi cerrada sobre ésta, y le dijo:que si
se volvía a acercar a esa puerta antes de que fuese la hora de la fuga le arrancaria  la mandíbula para asegurarse que no abriera la boca. Luego miró a los demás y les ordeno que lo ataran con lo que fuese, golpeando a Amador para intentar dejarlo lo más inconsciente posible. A partir de ahora se acabaron las tonterías y las opiniones, nos fugamos-dijo.
Abrieron la puerta y dejaron salir a los niños. Esa era la señal para el resto de la gente “Estad preparados”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario